5 pueblos de La Garrotxa que tenéis que visitar

La experiencia de sobrevolar los volcanes de La Garrotxa permite tener una perspectiva emocionante de las tierras más salvajes y espectaculares del territorio catalán. Desde el Mediterráneo hasta el Montserrat, podemos observar algunos de los picos más importantes de Cataluña de cerca: el Pedraforca, el Canigó, el Montseny… Siempre con los volcanes bajo nuestros pies.

Muy temprano por la mañana, despegamos directo hacia el cielo, y dejamos de tener los pies en el suelo para vivir una experiencia singular. Pero La Garrotxa es una tierra sorprendente, que vale la pena explorar minuciosamente. Hoy os recomendamos cinco pueblos de la región que os dejarán boquiabiertos:

Besalú. ¿Conocéis Besalú? Su emblemático puente y sus encantadoras calles son una oportunidad para descubrir un poco más sobre la tradición histórica de Cataluña.
Olot. En Olot se confabula la naturaleza, la cultura y las tardes de shopping. ¡Ideal para todos los gustos!
La Vall d’en Bas. Pasar la tarde en La Vall de Bas os asegura un contacto completo con la naturaleza y con las masías más tradicionales de la zona. También es una excelente opción para encontrar los restaurantes más auténticos.
Santa Pau. Por la mañana ha visto los volcanes desde arriba, ¿qué os parece hacerlo por la tarde desde abajo? Tanto el pueblo como el entorno de Santa Pau os robarán el corazón. Pase un día entero entre volcanes.
Les Planes d’Hosteles. Un paraje ideal para ir de excursión. Quedaréis fascinados por sus ríos y sus encantadores monumentos históricos repartidos por todo el entorno.

Una vez hemos aterrizado, hay muchos más lugares a descubrir en La Garrotxa. Y vosotros, ¿ya habéis elegido trayecto?

Os animamos a encontrar más información sobre nuestras experiencias en nuestra página web!